La Fundación para el Progreso de Madrid presenta su “Catálogo de buenas prácticas y Guía de horrores urbanos”

 

 

Lo mejor y lo peor de Madrid 2008

 

 

Lo mejor: Proyectos madrileños de referencia internacional en arquitectura sostenible; Albert Boadella y los Teatros del Canal; el Centro de La Caixa, y la incorporación del Metrobús al sistema regional de Transportes.

Lo peor: La práctica desaparición de la agenda política del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama; la transformación del proyecto Madrid-Río en un mero recurso electoral, y la Cañada Real

 

       

        La Fundación para el Progreso de Madrid, entidad cívica que preside Francisco Herrera, ha elaborado un documento denominado “Catálogo de Buenas Prácticas y Guía de Horrores Urbanos”, donde se realiza un inventario de lo mejor y lo peor que ha sucedido en Madrid y su región metropolitana a lo largo de 2008, desde el punto de vista de las grandes intervenciones de carácter territorial, urbanístico, arquitectónico, medioambiental o bien de impacto social.

 

        En la elaboración de este Catálogo han participado 100 técnicos, profesionales y estudiosos, nucleados en torno a la Fundación para el Progreso de Madrid, una de las voces de referencia de la sociedad civil madrileña en el debate urbano.

 

        En el documento dado a conocer en la Rueda de Prensa que ha tenido lugar hoy se incluye un “Catálogo de Buenas Prácticas”, que integra las 10 mejores iniciativas que han recibido un impulso fundamental en 2008 y que constituyen un ejemplo a seguir para la mejora de la calidad de vida de  los  madrileños. Entre estas iniciativas destaca la aportación de proyectos madrileños a la cumbre mundial de arquitectura sostenible; la incorporación del Albert Boadella a la dirección de los Teatros del Canal; la inauguración del Centro Cultural de La Caixa en Madrid; la incorporación del Metrobús al sistema regional de Transporte; el nuevo Centro Internacional de Convenciones en el Paseo de la Castellana o los 25 años del Festival de Otoño, entre otras.

 

        La “Guía de Horrores Urbanos” incluye otras 10 propuestas en sentido inverso. “Lo más infame que ha sucedido en Madrid durante 2008 desde el punto de vista de los grandes asuntos de carácter territorial”. Entre ellas, de manera destacada, figura la práctica desaparición de la agenda política del proyecto del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama; la reconversión del proyecto Madrid-Río a simple recurso electoral; el circo tercermundista de la Cañada Real; el deterioro de zonas verdes emblemáticas de la ciudad como los parques Rodríguez Sahagún y Arganzuela; los vertederos clandestinos en el centro de Madrid o la paulatina desaparición de las salas de cine del centro de la ciudad, entre otras.

 

Madrid, 2 de diciembre de 2008

 

Catálogo de buenas prácticas Y Guía de horrores urbanos 2008