Hoy decimos Madrid, y al hacerlo, estamos identificando a una de las capitales europeas con raíces más profundas y mayor proyección de futuro, al tiempo que a una de las grandes áreas metropolitanas. Esta capital de la gloria , como la definiera Alberti, pilota un trasatlántico regional que busca su lugar en las estrellas. La ciudad necesita del estímulo y el aliento, al tiempo que la comparación crítica con el sistema español y europeo de ciudades. La región metropolitana tiene que asentar a corto plazo su perfil definitivo. La Fundación para el Progreso de Madrid es una asociación cívica, sin ánimo de lucro, que aporta ideas, elabora propuestas y diseña alternativas; que convoca debates; que realiza estudios y edita libros..., siempre con la vocación de incorporar un punto de vista desde la perspectiva progresista y de tener voz autorizada en el acontecer de cada día.